miércoles, 13 de enero de 2010

Relojero antipático

Esta entrada la pongo porque vengo con una mala ostia que no me aguanto conmigo misma. Así que la voy a usar a modo de autoreflexión y crítica o simplemente como una terapia.

La cosa es que hace un mes exacto, fui a una relojería con tres relojes para que les cambiasen las correas por otras nuevas. La chica que me atendió me dijo que uno de ellos era muy fácil encontrar la correa (Calypso), otro de esos podría conseguirla, pero tardaría de dos a tres semanas (Time Force) y el otro lo intentaría, pero que no conocía la marca (The One).

Me dijo que me llamaría para decirme algo sobre si podría o no conseguirme las correas de los tres relojes y así hizo. Al pasarme por la tienda, me dijo que el The One no lo podía arreglar porque era una marca muy extraña y tenía una correa que no se hacía (incluso me llegó a medio echar en cara que los relojes no se deben comprar por Internet para que no pasen estas cosas)*. El Calypso (ese que era tan fácil de conseguir) si lo quería arreglar me tardaría un mes...dos...cinco...porque, según ella, no había en estos momentos, y si iba a otra relojería me pasaría igual porque todas las correas vienen del mismo sitio (cosa que dudo, pero como no lo se, no le dije nada en aquel entonces). Y el Time Force me dijo que me tardaría unas dos o tres semanas, así que le dije que se quedase solo ese, ya que el Calypso no me daba una fecha muy estable y el The One no podía arreglarlo.

Pues bien, la cosa es que poco después me llamó para decirme que le habían puesto una pila a mi reloj, sin antes consultarlo. Como de buena soy tonta, no le dije nada (fallo mío). De esto hace un mes. Hace un par de días me llegó un sms al móvil avisándome de que ya estaba mi reloj, cosa que me extrañó muchísimo, porque la chica me había llamado varias veces y por el rato que me tiraba al teléfono, deducí que le gustaba bastante hablar.

La sorpresa me la llevé ayer, cuando fuí a buscar mi reloj. Había un hombre hablando por teléfono, una vez colgó me atendió y me enseñó mi reloj. Cuando lo vi me quedé pasmada. Mi reloj es de color plata con la esfera de color rosa oscuro. Tiene la correa original en ese mismo color y me lo trajeron en color marrón clarito, cuando dije claramente que lo quería del mismo color (además saltaba a la vista que eso no pegaba ni con cola).
Le dije al hombre que yo no lo había pedido en ese color y que si no le importaba me lo quería llevar sin arreglar, ya que había pasado un mes y no estaba dispuesta a esperar otro para un simple cambio de correa.
El hombre, por algún extraño motivo se puso nervioso y me dijo que me lo volvería a enviar, que no me iba de dos semanas más (como si sólo fuesen dos...). Le pregunté cuándo me avisaría y me dijo que hoy mismo. Me fui.

Pero al salir me paré y le dije a Sisco que yo me quería llevar mi reloj ¡y punto!.
Volví y le dije al hombre que por favor me quitase la correa marrón y me diese mi reloj, pero me empezó a hablar en voz alta, por no decir gritar, y me dijo que si me lo daba él perdía dinero (como si fuese mi culpa o mi problema) y que hoy me llamaría.

Me fuí disgustada y sin mi reloj. Se negó a darmelo, le pusieron una pila que no pedí y encima me habló mal sin motivo alguno.

Hoy he llamado para avisar de que no me envíen el reloj otra vez, porque iría a buscarlo. Por suerte se ha puesto al teléfono la chica que me atendió la primera vez. Se ha disculpado diciendo que ayer tuvo que salir a comprar algo a la dietética (???) y que el hombre se quedó solo y había estado discutiendo con su mujer. A lo que yo le he contestado que no era excusa para que me tratase como lo ha hecho y mucho menos a que se negase a devolverme mi reloj. Que me sabía mal por ella, porque no tiene la culpa, pero que de la manera que me trató ese señor no quiero que mi reloj esté más tiempo en ese lugar. La chica me ha preguntado por la pila y le he dicho que por favor me la quitase porque en ningún momento la pedí y además, no está arreglado, con lo cual no puedo usarlo.

Pues bien, hace un rato que he vuelto de ir a buscar el reloj y por suerte o por desgracia estaba el hombre fumando en la puerta. Le he saludado educadamente, me ha abierto la puerta con desgana y nada más entrar se me ha puesto a gritar diciendome cosas como "oye que yo no te he hablado mal en ningún momento", "no le ha hablado mal a nadie nunca", "y tu no me vas a decir que te he atendido mal porque no es verdad". Esas frases os las imaginais con un hombre gritándome a mi espalda y en tono amenazador. La chica me ha devuelto el reloj a la vez que le pedía al hombre que se calmase, pero como no, éste tenía que seguir diciendo a grito pelado que me quitase la pila, "vaya ser que se la lleve sin pagar".

Podría, pero no me he querido rebajar a nu nivel, ha quedado demostrado que yo tenía razón y que el maleducado era él, así que he salido, le he dicho buenos días y me he ido hacia mi casa.

*Fui a una relojería y en dos semanas, con las fiestas de por medio, me lo arreglaron. Tengo el reloj con su correa desde el año pasado.

5 comentarios:

kroby dijo...

Que relojeria es???Lo digo para no ir nunca!! xD

SandS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Frida dijo...

LOL, a este paso habrá que pedir un máster para poner una correa. tendrá vergüenza el tío!!

Bueno al menos ya tienes tu reloj, a ver si donde vayas ahora te lo arreglan de verdad...

Por cierto, la foto viene que ni pintada xD

Meeths dijo...

Te lo había puesto, pero mejor ya te lo diré en persona.

Pues sí Frida, la foto es genial jajajaja

Meeths dijo...

Vale me he equivocado y he escrito con la cuenta de Meeths xD pero soy SandS